Sólo por tí

Reflexión sobre el Evangelio “El que tenga oídos para oír, que oiga” o “que interprete”. Esta sentencia nos permite abordar de una manera profunda la primera parte del texto de hoy. Digo profunda porque precisamente el texto nos habla de profundidad. Acostumbramos a esconder, defender, incluso por ley, nuestra privacidad, es decir aquello que ocurre… Leer más Sólo por tí

Tu voto: