Modo de leer el Evangelio

La devoción al Sagrado Corazón es el modo de leer el Evangelio; es reproducir la vida de Nuestro Señor Jesucristo y entender el Misterio de Su muerte en la Cruz.

La devoción del Corazón de Jesús es un Don que recibimos, que nos transmite la Iglesia a todo el que se acerca con devoción al Amor de Cristo Crucificado. Pero es nuestra responsabilidad responder al Don, pues debe ser devuelto a El habiendo dado fruto en nuestros hermanos. Somos enviados a los demás con ese Don en nuestro corazón.

Nadie conoce JUANal Padre excepto Jesucristo, que vive con Él y es uno con Él. Pero nos dejó Su Espíritu para unirnos, junto con Él, de nuevo al Padre y ser eternos con Él.

Dice San Francisco de Sales, “Vida Devota”: “Toda devoción viva y verdadera presupone el amor de Dios; y de hecho, no es ni más ni menos, que un muy real amor de Dios, aunque no siempre del mismo tipo; porque este Amor cuando brilla en el alma lo llamamos gracia, que nos hace aceptables a su Divina Majestad; cuando nos fortalece para hacer el bien lo llamamos caridad; pero cuando logra su mayor perfección en la que no sólo nos lleva a hacer el bien sino a actuar con cuidado, diligentemente y con prontitud, entonces se llama Devoción”. (Capítulo I)

Fuentes Bíblicas para la devoción al Corazón de Jesús

JUAN 7, 37-39:  Jesús ha ido a Jerusalén a la fiesta de las Tiendas que recuerda a los israelitas el tiempo en que vivieron en tiendas durante el Éxodo. Al final de la fiesta, según la profecía de Isaías (12, 3) Jesús dice: “De su interior brotarán ríos de agua viva”. El texto da a entender que ese agua era el Espíritu de Dios, el agua de la Vida que, cuando Jesús resucita nos llenará de Su Espíritu (agua viva).

JUAN 13, 23: Es la Última Cena de Jesús. Jesús acaba de anunciar que uno de ellos le va a traicionar. El texto explica cómo estaban los apóstoles y, uno de ellos “el discípulo que Jesús tanto amaba, se reclinó en Él mientras comía.” La imagen del amado en la Primera Eucaristía recostado en el pecho de Jesús, en el lugar de su Corazón (καρδια) nos lleva a pensar muchas cosas. Más, cuando el corazón en el mundo clásico, representa a la razón de las emociones, donde se vive el deseo y el pensamiento con verdadera identidad personal.

JUAN 19, 31-39: Jesús ha muerto en la Cruz y Su Costado ha sido traspasado por una Lanza. La sangre de Cristo brota del Costado y el agua también. Juan narra la Muerte de Jesús como el triunfo de su Misión. La Vida eterna está abierta para el hombre, el Costado es el lugar donde brota la Fuente de Agua Viva: todas las gracias y dones se reciben del Costado abierto de Cristo, la misma Iglesia recibe de él Su Espíritu Santo. “Mirad al que traspasaron”. La Iglesia tiene que hablar del Sagrado Corazón de Jesús, porque hay está su principio, su nacimiento junto con Pentecostés. En ese lugar Sagrado Jesús nos dejó a cargo de Su Madre, Ella nos conduciría hasta Él.

 

Anuncios