Actividaes

2018cerro
Link para descargar Doc. de Actividades jun/sep 2018

Cristo ha vencido a la muerte, pero nosotros tendremos que vencerla aún en un combate particular, son las flaquezas humanas. Sólo que ahora no estamos solos y no combatimos con nuestras fuerzas, sino son, “nuestras fuerzas en Jesucristo”.

En 1 Corintios 15:12-19 los críticos dicen que no hay resurrección,

V. 12-15: “Pero si se predica de Cristo que resucitó de los muertos, ¿cómo dicen algunos entre vosotros que no hay resurrección de muertos? Porque si no hay resurrección de muertos, tampoco Cristo resucitó. Y si Cristo no resucitó, vana es entonces nuestra predicación, vana es también vuestra fe. Y somos hallados falsos testigos de Dios; porque hemos testificado de Dios que él resucitó a Cristo, al cual no resucitó, si en verdad los muertos no resucitan.”

“No sabéis la hora en que vendré _dice el Señor_: estad, pues, vigilantes; yo retribuiré a cada uno según sus obras”.

Jesucristo ha resucitado, ¡bendigamos a Dios! Pero, hay que combatir para vencer _dice la Madre Santa Juana Fca. de Chantal, (conferencia XXI)_:

“No disponemos, quizá, de una hora para adquirir la eterna gloria, ¡tan incierta y breve es esta vida! Somos muy dichosos en pertenecer a la Iglesia de Dios; pero hay que fijarse en que se llama “militante”, es decir, “batalladora”; es preciso, por tanto, combatir. La Iglesia militante y la triunfante son dos hermanas que se aman extremadamente, y mientras que la militante lucha y combate, la triunfante ruega por ella”.

Pero ¿a quién hay que combatir?… Yo no estoy obligado a batallar contra nadie, porque no es esa nuestra misión, ni vocación; no estoy obligada a batallar contra los otros, sino contra mí misma; quiero decir que las súbditas _dice la Madre Juana de Chantal_; no están obligadas a combatir las imperfecciones de sus Hermanas, sino las suyas propias.

Las Superioras deben combatir las imperfecciones de las hermanas por medio de buenas palabras, por las correcciones y penitencias, y combatir también las suyas por la mortificación esmerada de sí mismas y el anonadamiento perfecto de todo propio interés.

El que venza en la Iglesia militante, _dice Santa Juana_; gozará en la triunfante. Hay que combatir para vencer, y vencer para gozar.

¿Que significa “combatir” en sentido cristiano? “El alma que desea que Dios viva en ella, no deja nada que pueda desagradar a sus ojos divinos, sin mortificarlo, y va más allá, porque, apremiada de este deseo, se vence de tan buena gana, que muere felizmente a sí misma, a fin de que Dios viva en ella”. 

Morir“, “combatir“, “vencer“, son acciones espirituales en el interior de nosotros mismos. Son términos tomados de las milicias celestes, como “soldados” entrenados contra el “envidioso“, aquello que acusa de las faltas del hombre, quien odia para destruirlo y evitar que se levante para seguir combatiendo. Cuidemos de no asemejarnos a “quien” nos acusa, sino a Quien nos salvó.

La Iglesia cristiana usa de estos signos “bélicos”, no para ir contra otros, ni contra los infieles, sino para defender la “Ciudad de Dios” que es nuestra alma y la defensa de la unión de todos los cristianos en la Santa Iglesia, el Lugar santo donde se Manifestó Dios al hombre, nos salvó y, se quedó con nosotros hasta el final de los tiempos.

 

cropped-jesc3bas-con-la-cruz-y-cireneo.jpg

Semana Santa 2018 (link)

 

¿CÓMO ES LA MEDIDA EN TU CORAZÓN DE LA LUZ DE DIOS?

Vente este sábado a reservar tu morada en el Corazón de Jesús. Santa Engracia, 20. A las 17, 30h Retiro de Cuaresma

2018-01-27-PHOTO-00068090

En aquel tiempo, dijo Jesús a la muchedumbre: «¿Se trae el candil para meterlo debajo del celemín o debajo de la cama, o para ponerlo en el candelero? Si se esconde algo, es para que se descubra; si algo se hace a ocultas, es para que salga a la luz. El que tenga oídos para oír, que oiga.» (Mc 4, 21-25)

Misiones

DESCARGA EL CARTEL

 

Inscripciones: outonesperanza@gmail.com 

 

Primeros viernes de mes: 2 de febrero y 2 de marzo:

8:00 y 8:30h: Santa Misa (el 2 de febrero no habrá misa de 8:30)

9:00h: Exposición del Santísimo Sacramento hasta las 18:00h.

17:30h: Vísperas

18:00h: Bendición con el Santísimo. Santo Rosario y acto de consagración al Sagrado Corazón

18:30h: Santa Misa por los asociados que han fallecido recientemente:

2 de febrero: Mª Dolores Jiménez Caballero, Hna Ana María Marcellán

2 de marzo: Vicente Febrer Fores

Febrero

11, 12 y 13: Triduo de desagravio por los días de carnaval

        18:00h: Exposición del Santísimo,  Sto Rosario, acto de desagravio

14: Miércoles de Ceniza

23 al 25  Ejercicios Espirituales  – “Solo una cosa es necesaria”

Lugar: Centro de Espiritualidad del Corazón de Jesús, C/Santuario, 26, Valladolid.  Precio: 76€ (no incluye transporte)

Inscripciones: Tel: 983 20 20 22 info@centrodeespiritualidad.org

apuntarse en Valladolid, teléfono indicado

Marzo

Sábado 10: Retiro de cuaresma “Volver al primer amor”

Domingo 11:

18:00h: Santo Rosario

18:30h: Santa Misa, habrá imposición de medallas a los nuevos asociados (los que deseen recibir la medalla deberán inscribirse con antelación)

 

 

 

Todos los días: 8:00h, 8:30h: Santa Misa

Todos los domingos: 8:00h y 10:00h: Santa Misa

18:00h: Exposición del Santísimo, Vísperas, oración en silencio, Bendición y Santo Rosario

 

Información y comunicación de datos:

Centro Nacional de la Guardia de Honor. Primer Monasterio de la Visitación de Santa María de Madrid.

C/ Santa Engracia, 20. 28010 Madrid.

ES32 0075 0001 8806 0701 7791 (Banco Popular Español)

outonesperanza@gmail.com

 

Dios sea bendito

marzo17
Descargar los avisos de junio – 2017-juniosep
2017cerroweb
En la Ermita de Ntra Sra de los Ángeles nos consagraremos a María, Redentora y Madre
………………………………………………………………………..
VIVA + JESÚS
FALLECE LA HNA. QUE FUE RVDA. MADRE, MARÍA GONZAGA
QUE EL SEÑOR LA TENGA EN SI SAGRADO CORAZÓN
ROGAMOS UNA ORACIÓN POR SU ALMA
Q.D.P.
DIOS SEA BENDITO
18 mayo 2017
……………………………………………………………………………………………………………………………
INVITACIÓN

¡FELICES Y SANTAS PASCUAS DE RESURRECCIÓN!

Invitación a la Presentación del Tomo II de las Obras Selectas de Ntro. Santo Padre San Francisco de Sales, fijada para el próximo jueves, 11 de mayo a las 19,10, a cargo del Sr. Cardenal Rouco y los dos sacerdotes que han trabajado en la edición.

Quedan invitados

DESCARGAR texto (1)

DESCARGAR invitación (2)

………………………………………………

ENRAIZADOS EN CRISTO, EN EL CORAZÓN DE LA IGLESIA

Hablamos de DEVOCIÓN y lo hacemos en un sentido profundo, alto y amplio. Como dice San Francisco de Sales en su libro para la Vida Consagrada: “La Vida Devota”:

Toda devoción viva y verdadera presupone el amor de Dios; y de hecho no es más ni menos que un muy real amor de Dios, aunque no siempre del mismo tipo; porque este Amor cuando brilla en el alma lo llamamos gracia, que nos hace aceptables a su Divina Majestad; cuando nos fortalece para hacer el bien lo llamamos Caridad; pero cuando logra su mayor perfección en la que no sólo nos lleva a hacer el bien sino a actuar con cuidado, diligentemente y con prontitud entonces se llama Devoción. 

La devoción del Corazón de Jesús está enraizada en la fe que comparte toda la Iglesia pero que se expresa como una unidad en comunión con el Amor de una forma especial. Es la espiritualidad de la Misericordia, el amor Caritas. El corazón es el centro de la Persona de Jesucristo y nuestro Centro. La vida espiritual de la Iglesia vive gracias a esa Fuente de Amor que mana y se renueva constantemente. El fruto son nuestro corazones consagrados, es la vida que se renueva constantemente con la Sangre y el Agua del Costado de Cristo. Así lo leemos en el Evangelio: (Jn 7, 37-39) “De su interior brotará, ríos de agua viva”; (Jn 13, 23) “El discípulo que Jesús tanto amaba, se reclinó en Él mientras comían”; (Jn 19, 31-39) “Mirad al que traspasaron”. María guardaba todas estas cosas en su corazón,.. Cuando leemos esto, nos dejamos llenar de esa ternura que vivió la Madre de Jesús, que es nuestra Madre desde el momento de la Cruz. La vida de María es el camino que nos conduce a Su Sagrado Corazón como Mediadora de toda la Humanidad, porque somos sus hijos.

La devoción a su Corazón tiene su centro en el Calvario porque es allí donde tomamos el Camino de vuelta a reencontrarnos con el Resucitado. La Cruz no representa el dolor humano, que ahí fue redimido y salvado; representa la Resurrección de Cristo y la nuestra. Es la promesa de salvación eterna. Como María, verdaderamente Madre de Dios según declaró el Concilio de Efeso (431 d.C.), que Jesús tenía una naturaleza humana y una naturaleza divina y que las dos estaban unidas en Cristo, el Hijo de Dios. Esta unidad tan fuera de nuestro entendimiento y tan importante para la humanidad, no nos debe pasar desapercibida. Como María tuvo el papel central en esa Encarnación, así es la Promesa de Salvación para todos aquellos que se unan a Él. Ella tiene una relación especial con el Corazón de Jesús, que tomó su carne virgen, Inmaculada. Ella nos lleva a Él, para santificarnos con Ella en Él.

San Bernardo de Siena (1380-1444) quien extendió la devoción al santo Nombre de Jesús, dirá: “Vayamos al Corazón de Jesús, ese corazón profundo, secreto corazón, el corazón que no olvida nada, el corazón que conoce todo, el corazón que ama, el corazón que arde de amor”.

Anuncios