Dime tú

Reflexión sobre la Palabra

Mc 8,27-33

Esta pregunta que nos resulta hoy relativamente sencilla no lo fue tanto para los coetáneos de la persona que la plantea: ¿Quién dice la gente que es Jesús? En efecto, nos resulta más fácil contestarla porque ahora conocemos mejor la persona y la historia que sus propios coetáneos, porque disponemos de datos históricos que ellos no tenían y nunca llegaron a tener. Con lo cual, casi todos podemos, más o menos, dar una respuesta más acertada que aquellos que limitaron casi exclusivamente al campo religioso, el estrato más irrelevante de aquel entonces. Incluso algunos pueden establecer determinada diferenciación entre el Jesús histórico y el Jesús post-pascual, y todo eso es legítimo. Pero la vertiente más importante, incluso para Jesús, hoy y siempre, es la resonancia personal que tiene la pregunta en el corazón y la vida de los que la escuchan.

¿Y vosotros, quién decís qué es Jesús, el llamado Cristo?

Desde la perspectiva personal la respuesta se diversifica igualmente pero debería alejarse demasiado de la experiencia propia que se tiene “del que salva” (Jesua).

Por tanto sigue vigente el adagio que reza así: “dime quién es Jesús para ti, y  te diré qué tipo de cristiano eres”, porque la respuesta a tal pregunta determina tu existencia y tu testimonio.

Y. F. Sacerdote

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s